Ante el COVID-19, sigue las recomendaciones para tener un “Verano Seguro”

Fecha de publicación: 20 julio, 2021

En caso de requerir salir de casa se recomienda mantener medidas de higiene y sana distancia para evitar contagios de COVID-19

Con la finalidad de tener un Verano Seguro y evitar la propagación del virus SARS-CoV-2, la Oficina de Representación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán exhorta a fortalecer las medidas preventivas y otorga algunas sugerencias para proteger la salud y no bajar la guardia.

Es importante continuar con las medidas preventivas contra el COVID-19 aun cuando la persona se encuentre vacunada con la finalidad de evitar situaciones de riesgo; de igual forma, se sugiere permanecer en casa si no es necesario salir del hogar, ya que la pandemia continúa.

En caso de acudir a playas o salir de casa, se recomienda el uso de cubrebocas, lavado de manos constantemente o utilizar gel con base de alcohol al 70 por ciento; evitar el contacto de ojos, nariz y boca con las manos; así como respetar en todo momento la sana distancia y evitar en la medida de lo posible acudir a lugares con aglomeraciones.

Algunas sugerencias de actividades que se pueden realizar en estas vacaciones, con las medidas preventivas y con los integrantes que habitan en el mismo domicilio, son: ver películas, recurrir a juegos de mesa, karaoke; realizar llamadas telefónicas o videollamadas con otros seres queridos, realizar manualidades, leer libros, escuchar música, organizar pláticas familiares o practicar actividades físicas en el hogar.

En caso de requerir mayor información sobre medidas preventivas; el IMSS pone a disposición la línea de Orientación Médica Telefónica 800 2222 668, donde personal de Salud también puede orientar, sobre: Cuándo se considera a una persona sospechosa de la enfermedad, qué hacer ante contacto con un caso confirmado o sospechoso. Medidas de prevención para disminuir el riesgo de contagio, tanto en casa como al trasladarse. Cuándo se debe acudir a una unidad médica. Prescripción de incapacidades; así como identificación de signos de alarma.

Finalmente, se reitera que si algún integrante de la familia presenta síntomas como dolor de cabeza, articulaciones, ausencia del gusto o del olfato, fiebre, tos o problemas respiratorios se debe acudir al Módulo de Atención Respiratoria del Seguro Social (MARSS), ubicado en la Unidad de Medicina Familiar más cercana para recibir seguimiento médico.

Comentarios en Facebook
A %d blogueros les gusta esto: