Vecinos de Sitilpech exigen que se suspenda definitivamente la mega granja

Fecha de publicación: 13 octubre, 2021

Piden al Juez Primero de Distrito que falle a su favor, pues la obra es un peligro para el medio ambiente y la salud pública

Integrantes del Colectivo la Esperanza de Sitilpech protestaron afuera del edificio sede del Poder Judicial de la Federación para exigirle al Juez Primero de Distrito, Adrián Fernando Novelo Pérez, que suspenda de manera definitiva la operación de la mega granja de Kekén.

Los habitantes comentaron que las instalaciones porcícolas están a un kilómetro de la comisaría, camino rumbo a Tunkás, por lo que representa problemas medioambientales y de salud pública.

«Muchos árboles frutales se están muriendo, al igual que las abejas. Durante la noche se siente la peste, es insoportable el olor, no podemos dormir. Los niños se están enfermando por el mal olor. Ellos no saben por qué se están enfermando», comentó René Sánchez.

Roberto Sánchez Campos, representante legal de Kanán Derechos Humanos A.C., explicó que se promovió un juicio de amparo con el propósito de salvaguardar los derechos al territorio y medio ambiente de Sitilpech.

Además, la entonces Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente (Seduma), a cargo del doctor Eduardo Batllori Sampiedro; la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y el Ayuntamiento de Izamal 2015-2018 no hicieron una consulta popular para que el pueblo avale la construcción de una granja con 48 mil cerdos.

«Los compañeros, mediante el juicio, exigen el respeto a los derechos humanos que son inherentes a ellos como comunidad indígena», comentó.

Kekén opera desde hace seis, en ese entonces la administración municipal dio los permisos para la instalación de la granja.

A una pregunta expresa, la defensa dijo que aunque pudieran tener el Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA), tanto la Seduma como la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) se han caracterizado por tener un amplio historial permisible frente a ese tipo de proyectos.

Hoy miércoles, comentaron que el Juzgado Primero de Distrito tiene la oportunidad de suspender de manera definitiva la operación de megagranja, luego de actuar de manera opaca y lenta para proceder.

El abogado Sánchez Campos recordó que en mayo de este año presentaron el recurso, pero hasta ahora no se ha resuelto y en tres veces se ha suspendido el juicio.

Los habitantes comentaron que, además de Sitilpech, la granja perjudicará todo el municipio de Izamal, y localidades vecinas como Tunkás lo que atenta contra el turismo de la zona.

Comentarios en Facebook
A %d blogueros les gusta esto: