Siguenos en nuestras redes

Inscribete al Newsletter

Noticias Contrapunto

Proponen crear un comité de vigilancia de la granja porcícola de Homún

Integrantes de la Comisión Especial Plural para el Seguimiento del Conflicto en el Municipio de Homún aprobaron por unanimidad realizar una mesa de trabajo el próximo lunes, con miras a generar un Comité de Vigilancia que supervise la operatividad de la Granja Papo (Producción Alimentaria Porcícola), ubicada cerca de esta comunidad, con el fin de que no exista contaminación al manto freático de Yucatán.

La presidenta de la comisión, Silvia López Escoffié (MC) hizo una propuesta, que fue avalada por los diputados integrantes, para convocar a una mesa de trabajo con la titular de la Seduma, el alcalde de Homún, los representantes de los cenotes y de la granja porcícola, así como con las delegaciones de Semarnat, Conagua y Profepa, que en esta ocasión no enviaron a algún representante.

El objetivo de la reunión programada para el próximo lunes por la tarde, será construir un Comité de Vigilancia sobre el tema para que, gobierno, industria y sociedad, puedan convivir y existir, creando las mejores condiciones, pero en especial, legislar y crear el programa de monitoreo.

La propuesta llegó a modo de conclusión después de la reunión que sostuvo el cuerpo colegiado, por aproximadamente 5 horas, con los involucrados en el tema: el presidente municipal de Homún, Manuel Chi Chin; la titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente (Seduma), Sayda Rodríguez Gómez; el representante de la granja, Ricardo Díaz Montes de Oca, así como representantes de los cinco cenotes cercanos.

Además, se contó con especialistas en materia ecológica como la profesora investigadora de la Uady, Diana Cabañas Vargas; de la misma institución, Wilberth Trejo Lizama; también el experto en Cenotes, Sergio Grosjean Abimerhi; el investigador del Instituto Tecnológico de Mérida, Jorge Rubio Piña; al igual que las representantes de la UNAM, Mariana Álvarez y Fabiola Villela.

El investigador, Wilberth Trejo, propuso que una forma de solucionar la problemática es construir un diálogo a través de la gobernanza participativa, porque es un tema de desarrollo sostenible, por lo que es necesario que se revisen y se vinculen los programas para que se puedan adaptar a esta situación y para ello, se necesita mayor comunicación entre diferentes dependencias, con una evaluación federal y estatal.

“El fin es garantizar el agua limpia, desarrollos limpios, gestión sostenible en el territorio”, recalcó.

El representante del ITM, Jorge Rubio, indicó que se necesita un programa de monitoreo para determinar “qué tan tóxico para la salud pública” pueden ser los desechos que se generan en las comunidades, sin importar el causante, para instalar semáforos que indiquen los niveles de riesgo, tanto para las granjas como para los cenotes y cualquier otro tipo de industria.

El especialista en cenotes, Sergio Grosjean, también recomendó que se cree un cuerpo colegiado que vigile el proceso de tratamiento de aguas residuales de la granja porcícola, con la integración de instituciones académicas, con un notario público que notifique las actividades, porque “si la granja contamina que se cierre, pero si no, tiene el derecho de operar”.

La ingeniera ambiental, Diana Cabañas, argumentó que la autorización de un Manifiesto de Impacto Ambiental es el principio del proceso de seguimiento a la operación de la granja porcícola, porque se debe vigilar técnicamente que todo lo que está escrito en el documento suceda.

Así mismo, aclaró que hablar de la condición del agua es complejo, porque no es de números, es un tema serio y responsable, ya que actualmente se cuenta con un recurso en excelentes condiciones pero es altamente vulnerable, incluso a las heces fecales de los animales silvestres.

La titular de la Seduma, Sayda Rodríguez Gómez, reconoció que sí se puede crear la gobernanza participativa, por lo que anunció que existe la factibilidad para crear el programa de manejo en la zona denominada “Anillo de los Cenotes”, porque el último paso que falta es, en efecto, la consulta con la comunidad de Homún y se comprometió a continuar los procesos para este fin.

Los representantes de los cenotes, Doroteo Hau, José Euán y Gabriel Cabrera, informaron que realizaron una consulta popular con 800 habitantes del municipio, ante notario público, en la cual la mayoría manifestó su desaprobación a la instalación de la granja porcícola y solo 50 se pronunciaron a favor.

Indicaron que es un sentir de los pueblos mayas de Yucatán, por lo que agradecieron expresar sus posicionamientos en el Congreso del Estado, donde se reforman las leyes, ya que existe la oportunidad de revisar su impacto positivos y negativos.

El representante de la granja porcícola, Ricardo Díaz, declaró que su empresa trabaja con procedimientos internacionales que incluye un sistema de tratamiento de aguas residuales, con los permisos respectivos de las autoridades federales, estatales y municipales; además, su acompañante, la bióloga Mónica Guagnelli, indicó que “será la primera planta en el mundo que no solo tratará el agua, sino que la reutilizará”.

El alcalde de Homún, Manuel Chi Chin, presentó una cronología de los hechos en los que involucra al ayuntamiento que preside, al igual que expresó que la comunidad está en calma, porque asegura que se respetará lo que determinen las instancias legales, ya que su municipio merece que todos tengan las mismas oportunidades.

Facebook Comments

Radio Online ContraPunto

Traductor

Estado del Clima

SÍGUENOS en Facebook

Síguenos en Twitter