Siguenos en nuestras redes

Inscribete al Newsletter

Noticias Contrapunto

Pescadores afectados por la detención de candidato y empresario pesquero

Poco más de 100 pescadores de pepino de mar del Oriente del Estado fueron afectados con la detención del candidato a la alcaldía de Río Lagartos por parte del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Manuel Gerardo Rodríguez Mendoza, ya que los dos millones de pesos que le aseguraron era para la compra de combustible y equipo de pesca.

Ante los hechos ocurridos, el aspirante al ayuntamiento de Río Lagartos informó que sus abogados interpusieron la denuncia sobre su presunto secuestro así como por los delitos robo y lesiones, en contra de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

Afirmó que hasta el momento, no le devuelven los dos millones de pesos que llevaba a bordo de su vehículo, motivo por el cual, no le pudo pagar a los pescadores, quienes con el respectivo dinero iban a comprar combustible y todo lo necesario para realizar su actividad.

Por ende, “sólo algunas de las 140 lanchas que cuentan con la respectiva licencia de captura del equinodermo lograron salir”.

Al mismo tiempo, enfatizó que tampoco le han devuelto su carro, el Peugeot blanco con placas de circulación YZS-875-A.

Incluso, se niegan a devolverle un reloj, así como una soguilla y esclava de oro, con un valor de hasta 140 mil pesos.

Asimismo, en el caso de la pistola .9 mm y los 15 cartuchos útiles que llevaba, aclaró que como capitán de navío de la Armada de México, en retiro, tiene la autorización de portar un arma de fuego, y para demostrarlo, presentó la respectiva licencia.

“Por 35 años estuve en las fuerzas armadas y en el Estado Mayor Presidencial, y de acuerdo con la jurisprudencia, como militar en retiro puedo portar una pistola”, abundó.

En conferencia de prensa, indicó que ante los hechos ocurridos el pasado martes 10, a las 15 horas, estuvo detenido por más de 24 horas, por numerosos cargos, pero al final lo liberaron.

“No soy un maleante, ni estoy coludido con cárteles. Mi empresa es limpia y el gobierno federal lo sabe”, sentenció.
Lamentó la actitud de los elementos de la SSP, tanto los que estaban vestidos de civil como los uniformados, ya que lo privaron de su libertad, y lo golpearon.

Denunció que en todo momento lo presionaron para que confesara que estaba colido en el cartel de los hermanos Beltrán Leyva, al miso tiempo que lo obligaban a que firmara un documento en el cual reconoce su vínculo con el narcotráfico, pero “siempre me negué”.

Ante los comunicadores, explicó las numerosas interrogantes que habían en torno a la fuerte cantidad de dinero que tenía, así como el arma de fuego que portaba, al mismo tiempo que lamentó que aún no le devuelvan sus pertenencias.

Incluso, aseveró que se trató de una “terrible confusión”, ya que viajaba en compañía de su socio comercial, Eduardo Guadalupe Beltrán Gómez, quien erróneamente fue vinculado con el cártel de narcotráfico de la familia Beltrán Leyva.

Reconoció que en el interior de su auto, llevaba dos millones de pesos, el cual le iba a servir para el pago a pescadores de pepino de mar.

Enfatizó que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) le otorgó una autorización, única en su tipo, para que como propietario de la empresa Propesoyuc pueda llevar consigo una fuerte cantidad de dinero.

“En Río Lagartos no hay bancos…, no le puedo dar un cheque a un pescador, porque no lo podrá cambiar en el lugar, por ello es que necesito dinero en efectivo”, acotó.

Enfatizó que debido a que aún no le devuelven su dinero, sólo una mínima parte de las 140 lanchas autorizadas para la captura de pepino de mar salieron para la captura del equinodermo, ya que el resto carecía del efectivo para abastecerse de gasolina y comprar equipo pesquero, principalmente.

Ante los comunicadores presentó los dos cheques, de un millón de pesos cada uno, con los cuales retiró el dinero que transportaba, por lo que “fue actividad lícita y la puedo demostrar, junto con la autorización que me dio Hacienda”, acotó.

El permiso emitido por la dependencia federal le permite llevar dinero para hacer pagos en Río Lagartos, Las Coloradas y El Cuyo, así como en Holbox, Quintana Roo.

Indicó que teme por su vida y la integridad de su familia, e incluso, su hija ya recibió amenazas de muerte, pero aún así, no se retirará de la contienda electoral.

Por su parte, el inversionista Beltrán Gómez, originario de Sinaloa, explicó que en Yucatán, en tres ocasiones ya fue detenido, por la terrible confusión del apellido que lo vincula con el Cártel de Juárez.

Facebook Comments

Radio Online ContraPunto

Traductor

Estado del Clima

SÍGUENOS en Facebook

Síguenos en Twitter