«No me siento segura de que mi universidad me cuide», expresó una joven

Fecha de publicación: 21 enero, 2022

La alumna no ha sido víctima del delito de violencia digital, pero compartió su testimonio de cómo la Universidad Anáhuac Mayab ha tratado a quienes sufrieron el sexting. La institución ha mostrado nulo interés en que las jóvenes expongan sus casos y denuncien a los responsables

Un grupo de aproximadamente 40 alumnas de la Universidad Anáhuac Mayab protestaron la mañana de ayer jueves de manera pacífica en las escalaras de la explanada principal para enviarles un mensaje contundente a la colectiva Sororidad Anáhuac: «No están solas» y también advertirles a los agresores que el tema no pasará inadvertido, pues continuarán hasta que caigan los responsables.

Noticias Contrapunto entrevistó a una de las participantes en la manifestación para decirnos cuál es el sentir de las alumnas, luego que se dio a conocer la existencia de un grupo de Telegram en el que se exhibió fotos y vídeos sexuales.

La estudiante, quien por cuestiones de protección no mencionaremos el nombre, precisó que no fue víctima del delito. Sin embargo, dejó en claro lo siguiente: «Como alumna no me siento segura de que mi universidad me cuide de esas personas, que estén dispuestas a querer lastimarme o a mis compañeras».

La joven insistió que ella y todas sus compañeras están expuestas a ser víctimas de la violencia digital, debido a que la Universidad no ha tratado el tema con empatía.

«Yo podría ser víctima. Mis compañeras podrían serlo. Siendo estudiante de la Mayab yo no he visto, ni he sentido ni he experimentado el apoyo que debía tener en caso de que fuera víctima», expuso.

Nulo interés de la Anáhuac

Tampoco la Universidad se ha mostrado interesada en trabajar para que las instalaciones sean seguras ni ser empáticos para que puedan hablar y denunciar a los agresores.

«Tienen muchos mecanismos de márketing y comunicación para generar una estrategia para que los varones, que tienen evidencia, puedan colaborar con la Universidad y la Fiscalía, y contactar a las mujeres que son víctimas de este delito y que se atrevan a denunciar», explicó.

Aunque la institución educativa envió un comunicado en el que informó que se investigaría el caso, en la práctica no hay interés de que las víctimas denuncien. «No hay empatía», reiteró la estudiante.

Por el contrario, el personal de la institución vigiló a las participantes. «A nosotras las alumnas, nos gustaría que nuestros espacios y nuestras protestas no estuviéramos invadidas por personal de la Mayab. Obviamente, estamos en las instalaciones. Pero si hay el interés de tomarnos fotos», comentó la joven, quien no ha recibido amenazas como si lo sufrieron las integrantes de la colectiva Sororidad Anáhuac.

Sin ambientes sanos y seguros

La Universidad Anáhuac Mayab, señaló, no ha construido los medios necesarios para que las personas sientan un ambiente seguro, confiable, con los departamentos adecuados para la atención, «que exista la perspectiva de género».

También sugirió que ya es hora que las universidades públicas y privadas impartan talleres de nuevas masculinidades a los hombres para que vaya disminuyendo la violencia de género, pues actualmente no hay.

«Desde una universidad, creemos que lo básico es tocar estos temas. Todas las instituciones educativas de nivel superior tienen materias optativas y espacios de discusión. Pero los temas como masculinidades, mentalidad sana, inteligencia emocional… no se tocan. Y en la Mayab, cuando se tocan a veces, es por petición de las alumnas, pero desde una visión super machista», señaló.

Comentarios en Facebook
A %d blogueros les gusta esto: