Promo

Mujer golpeada por policías en Seye

La señora Ariana Lópe Chuc, de aproximadamente treinta años de edad fue encarcelada por tres días luego de que le reclamara a una agente de la policía municipal de Seyé por, presuntamente haberle agarrado su teléfono celular.

La también, madre de familia, fue golpeada fuertemente por los policías municipales a cargo de Manuel Méndez, director de la corporación, quienes le causaron moretones que no han desaparecido después de casi 36 horas, asi mismo fue incomunicada y sólo hasta que un visitador de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán llegó hasta la localidad fue liberada.

Matilde Chuc, madre de la detenida explicó que fue avisada de que a su hija la detuvieron el martes en el palacio municipal durante un baile con motivo del carnaval, luego de que le reclamo a una policía de nombre “Margeli” que le hubiera tomado su celular que se le cayó. “Mi hija perdió su cel y la gente le decía que la policía lo agarró, entonces Ariana el reclamo pero ellos reaccionaron violentamente y la detuvieron. Como pudo mi hija se defendió y golpeó a la agente Margeli en un ojo, eso bastó para que se le fueran encima varios policías y la lastimaran mucho”. Señaló la madre de la detenida que también dijo que, en un principio incomunicaron a su hija y no la dejaban pasar a verla.
Esta versión fue confirmada por la detenida quien al salir de la comandancia, revelo que un visitador de la CODHEY tramitó su salida.

“Si le golpee a la policía pero ellos me golpearon más, al principio solo le reclamé pero entonces me detuvieron con jaloneos que me lastimaron y me dejaron moretones en los brazos, la espalda y la cabeza. También me golpearon fuerte la frente y no me dieron explicaciónes de cual era mi situación juridica, primero dijeron que me iban a tener detenida hasta que me calme, luego que no, que tenían órdenes de Mérida para no soltarme, que me iban a trasladar pero tampoco lo hicieron”. Señala la afectada.

Se trato de entrevistar al Director de la Policía Municipal pero este se negó a dar la entrevista y sus agentes cerraron la puerta de la comandancia con llave, dos agentes femeninas salieron a grabar al reportero con sus teléfonos celulares y a la familia de la detenida, al preguntarle a una de ellas el porque de la grabación, dijo que eran órdenes del comandante.

El visitador de la CODHEY que no se identifico, dijo que están tomando conocimiento del caso y que se actuará conforme a derecho.

No es la primera vez que se acusa a los policías municipales de uso excesivo de la fuerza, apenas el domingo un joven se quejó de que fue apedreado por los policías sin motivo alguno y ya se ha vuelto costumbre que cuando sucede este tipo de situaciones, los policías se resguardan en su comandancia sabiendo que generan incoformidad entre vecinos y familiares.

Posteriormente piden apoyo de la Secretaría de Seguridad Pública diciendo que los quieren agredir aún cuando solo sean dos o tres familiares que les reclaman su proceder.

Facebook Comments

© 2010 Noticias Contrapunto. Reservados todos los derechos.

Development by René Novelo
A %d blogueros les gusta esto: