La leucemia felina, un mal que perjudica a todos los gatos

Fecha de publicación: 29 junio, 2021

Mérida, Yucatán a 28 de junio de 2021.– La leucemia felina (VLFe) es un retrovirus que infecta a los gatos y que, además de bajar sus defensas, también puede provocar tumores o diversos trastornos sanguíneos. Tan solo en México, se calcula que entre el 7 y 15% de los mininos están infectados con este virus 1 y 2. 

A través de un comunicado, Alejandro Sánchez, gerente técnico de la Unidad de Animales de Compañía de MSD Salud Animal en México, explicó que las principales formas en las que un gato puede infectarse con el virus de la leucemia felina son a través del acicalamiento mutuo o de las heridas por mordedura, también los platos de comida o agua compartidos son una fuente de infección.

“El virus de la leucemia felina puede estar presente en saliva, secreciones nasales, orina, heces y sangre de gatos infectados, por ello, es importante que los felinos hogareños no salgan de casa, ya que el riesgo de contraer el virus aumenta hasta un 30% al convivir con gatos que viven en el exterior”, detalló el médico veterinario zootecnista.

Algunos gatos no presentan signos en un inicio; sin embargo, su salud empeora gradualmente a lo largo de días, semanas, meses e incluso años y una vez que se manifiestan, las señales más comunes que indican que el gato ha contraído el virus son inespecíficas: fiebre, pérdida de apetito, pérdida de peso, diarrea, ganglios linfáticos inflamados y encías pálidas o inflamadas, por mencionar algunos, que también se pueden presentar en otras enfermedades, añadió el boletín.  

El especialista mencionó que una forma de prevención es la vacuna contra la leucemia felina, la cual facilita la protección de los gatos a largo plazo, ya que, una vez que el gato haya sido vacunado de cachorro, solo se requiere un refuerzo cada dos años para mantenerlo protegido; siendo altamente segura con un 99% libre de reacciones adversas.

El uso de la vacuna contra la leucemia felina ayuda a prevenir que los gatos contraigan esta enfermedad; por lo que es importante generar conciencia en torno a las visitas periódicas al Médico Veterinario para que las mascotas sean valoradas y cuenten con su calendario de vacunación completo, lo cual los ayudará a tener una buena salud.

La inmunización contra la leucemia felina se recomienda ampliamente iniciarla desde temprana edad en gatitos y gatos jóvenes menores de un año debido a la alta susceptibilidad; es importante mencionar que, si se detecta que el felino estuvo expuesto a alguno de los factores de riesgo mencionados anteriormente, se debe someter a una prueba de detección antes de ser vacunado.

Comentarios en Facebook
A %d blogueros les gusta esto: