Siguenos en nuestras redes

Inscribete al Newsletter

Noticias Contrapunto

Grata celebración: 50 años al servicio de Dios

En el marco de la Fiesta litúrgica de San Pedro y San Pablo, el padre Carlos Ceballos García celebró sus Bodas de Oro sacerdotales y lo hizo acompañado de los presbíteros Juan Chicmul Castro y Amílcar Carrillo Gómez, quienes llevan el mismo tiempo de ordenados.

En emotiva misa celebrada en la Rectoría de Nuestra Señora de la Candelaria, se invistió con la indumentaria de sacristán al niño Eduardo Alejandro Estrella Montejo, a quien el padre Ceballos hizo los cuestionamientos que exige el ceremonial, para luego incorporarlo a las labores de apoyo en el altar.

Antes, en su homilía el homenajeado, hizo un cariñoso recuerdo del Arzobispo yucateco Fernando Ruiz Solórzano, de quien tomó una frase que lo ha acompañado a lo largo de su vida: “Prefiero equivocarme pensando mal que acertar pensando mal”.

-No dejo de darle gracias a la Santísima Virgen, al Sagrado Corazón y a este Arzobispo que Dios nos concedió, de quien aprendí sus enseñanzas que han sido como un camino trazado por este hombre santo y sabio para vivir mi sacerdocio, – dijo.

También hizo un reconocimiento público al ceremoniero de la rectoría, el presbítero Fernando Rosado que debido a los problemas de salud que ha tenido el padre por su avanzada edad, 78 años, con prudencia y cariño le ha ayudado físicamente a realizar sus labores litúrgicas.

En sus oraciones, pidió por el Papa Francisco, para que pueda mantenerse junto a Benedicto XVI y mantener la Iglesia, en momentos muy difíciles en los que es blanco de calumnias, mentiras y acusaciones falsas. -Oren, pidamos a la Virgen que este hijo suyo al que los miembros de su iglesia, cardenales incluidos, da la impresión que no soportan y que quieren mandar de vuelta a Argentina, – pidió a la feligresía.

Antes de finalizar la misa con las bendiciones para los presentes se dio lectura a tres emotivas cartas que desde Estados Unidos y Costa Rica le hicieron llegar amigos religiosos del padre Carlos Ceballos, en las que expresan la alegría de compartir la celebración del don del sacerdocio que recibió hace 50 años.

-Te comparto que en mi corazón hay un profundo agradecimiento, tan grande que puedo exclamar como la Santísima Virgen, proclama mi alma la grandeza del señor, hoy 29 de junio, 50 años que se dicen rápido pero que como dice el salmista, mil años en tu presencia son un ayer que pasó, te tengo en mi oración y te llevo en mi corazón, -escribió la Madre Celina Cruz Benítez, oblata de Jesús Sacerdote desde San Francisco, California.

También su amigo Roger Enríquez le dedicó unas líneas también desde Estados Unidos, recordando como en los Ángeles y San Diego, adultos como jóvenes le agradecieron profundamente por sus enseñanzas en aquellos años en los que trabajó en el Movimiento por un Mundo Mejor”,

Por último, desde San José de Costa Rica, el padre Guido Villalba Loaeza, haciendo alusión al estado de salud que presenta el padre Ceballos García, le pidió aceptar con fortaleza el momento que vive, “la cruz de la enfermedad y del dolor te están santificando”, le recalca en la misiva.

Para finalizar las sorpresas, se le hizo entrega de la Bendición Apostólica que con motivo del 50 aniversario de su ordenación sacerdotal otorgada por su Santidad, el papa Francisco, y momentos después se dejaron escuchar las tradicionales mañanitas interpretadas por los feligreses que hasta se organizaron para llevar una rondalla de adultos mayores.

Este fue un detalle que conmovió al padre Ceballos García, quien a pesar de sus dolencias propias de la edad, tiene 78 años, sigue con el mismo deseo de servir a Dios que cuando inició su camino por la vida religiosa en 1968.

-En esos años cuando el padre Ceballos se ordenó eran tiempos en los que declararse católico en la Universidad era más que un pecado, y el como alumno y luego como sacerdote defendía la fe con gran pasión, al grado que hizo que muchos abandonaran sus ideas revolucionarias que en aquellos tiempos por Fidel Castro eran consideradas comunistas, dijo el abogado y notario público Jorge Hidalgo Aguilar y Aguilar, quien acudió a saludar a su compañero de preparatoria y compartió con la feligresía algunos momentos claves en la vida del sacerdote, como su ordenación en Catedral y su primera misa oficiada en Hunucmá, eventos en los que estuvo presente.

Facebook Comments

Radio Online ContraPunto

Traductor

Estado del Clima

SÍGUENOS en Facebook

Síguenos en Twitter