Promo

El pie diabético está relacionado con los malos hábitos alimenticios

Fecha de publicación: 21 noviembre, 2020

Mantener o alcanzar el peso ideal una de las medidas de prevención

En México, los pacientes con diabetes incrementaron significativamente, pues los casos pasaron de 6.4 millones, en 2012, a 8.6 millones, en 2018, según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut), citó la maestra en Enfermería María José Sagols Ordoñez, quien impartió en seminario virtual “Impacto del manejo integral del pie diabético en heridas”.

“De estas personas que padecen Diabetes Mellitus, de las complicaciones más frecuentes, que enfrenta el Sistema Nacional de Salud, después del daño a la retina, están las úlceras en las extremidades, con un 7.2% aumentaron a 9.1% y las amputaciones, que se generan de esas úlceras, se incrementaron del 2.0% al 5.4%”, comentó.

En México y los Estados Unidos, las heridas del pie diabético son la primera causa de amputaciones no traumáticas en los pies, por lo tanto, no se considera una enfermedad de países subdesarrollados o no se desarrolla directamente con el factor económico de la sociedad.

 “Es más relacionado con los hábitos alimenticios y con otras patologías importantes como es el grado de obesidad”, añadió.

El pie diabético, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es la infección, ulceración y destrucción de los tejidos profundos de la extremidad inferior asociada con alteraciones neurológicas y diversos grados de enfermedad vascular periférica que representa el principal problema ocasionado por las complicaciones crónicas graves de la Diabetes Mellitus.

La maestra Sagols Ordoñez señaló que el principal desenlace es la hospitalización y la amputación de los miembros inferiores.

Entre los diversos factores de riesgos ulceración, la experta enlistó: “la enfermedad arterial periférica, la limitación de la movilidad articular, deformación en los pies, alteración de las presiones plantares, antecedentes de alguna ulcera o amputación, mala visión, el uso de calzado inadecuado, el mal control glucémico, duración de la diabetes mayor a 10 años, nefropatía y edad avanzada”.

Algunas medidas de prevención, la maestra en enfermería comentó: “mantener o alcanzar el peso ideal porque el peso soporta las extremidades inferiores va a generar lesiones”.

Otras recomendaciones: mantener la glucosa de ayuno de 80-100 mg/dL y por las noches 100-140 mg/dl, hemoglobina glucosilada menor de 6%, tensión arterial 120/80, colesterol a menos de 200 mg/dL, colesterol HDL mayor de 35 mg/dL, colesterol LDL menor de 100 mg/dL.

También es necesario que el paciente con diabetes tenga y reciba una nutrición adecuada para un mejor control metabólico y estrés patológico.

Comentarios en Facebook

© 2010 Noticias Contrapunto. Reservados todos los derechos.

Development by René Novelo