Promo

El mejor árbol navideño del mundo está en Seyé

El mejor árbol navideño del mundo está en Seyé

“No es de fantasía y mucho menos tiene luces o esferas caras pero esta hecho de mucho amor y es el mejor arbolito de navidad que he visto en mi vida”, así definen al singular árbol navideño que con llantas usadas, botellas y latas recicladas puso Edurado Gamboa, alias “Ñocas” en la puerta de su humilde hogar.

Eduardo, quien se dedica a la reparación de llantas en su domicilio ubicado en la calle 31 entre 34 y 36 de Seyé, perdió la vista debido a la diabates que padece y a las complicaciones por un accidente de trabajo, es padre de un pequeño de diez años y su pareja se separó de el hace tiempo, sin embargo parece ser que no hay nada en la vida que logre derrotarlo.

“Ñocas”, como el pueblo lo llama, no descansa y a diario, a pesar de que también esta perdiendo el sentido auditivo se dedica a trabajar en busca de un mejor futuro para su hijo, vive con sus hermanos en un hogar que evidencia una aguda falta de recursos, sin apoyo asistencial de ningún tipo, el joven padre de familia logra llevar hasta su hogar el sustento diario. Pero Eduardo tiene ilusiones, recuerdos que brillan en su mente, imágenes que tuvo la dicha de ver y que ahora son su más preciado tesoro en la obscuridad en que vive, sabe que la navidad está cerca y que la ilusión de un niño es tener un árbol navideño y ver brillar sus pequeñas luces cual luces de esperanza en la vida, por eso decidió hacer un árbol muy especial que adorne su hogar y que le grite al mundo que la navidad no es sinónimo de gastos ostentosos sino más bien de ilusiones reflejadas en cualquier circunstancia de la vida.

Con el apoyo de sus hermanos, el singular “llantero” apiló llantas viejas, reunió latas y botellas de refresco y con mucho esfuerzo y sacrificio compró algunas series de foquitos y así le dio vida al “mejor árbol navideño del mundo mundial” como ya le llaman en redes. ¿Quedó bonito verdad? pregunta en breve entrevista mientras su pequeño hijo lo mira con esa mirada de quien ve a su héroe de cerca, ¿Que vas le vas a pedir a Santa? le preguntamos al niño, “Nada”, responde mientras sonríe tímidamente, quizás porque ha aprendido que “Santa” muy rara vez visita a la gente pobre.

De día se puede ver un cerrito de llantas que al igual que la vida, han dado vueltas hacia distintos destinos y latas y botellas que luego de haber sido utilizadas, cuando se pensaba que no eran más que basura, se han convertido en hermosas joyas de navidad cual regalos ofrecidos al niño Dios en el día de su nacimiento, de noche todo brilla, en medio de la obscuridad que envuelve al poblado y a Eduardo, la magia del mejor árbol navideño ilumina a todo el pueblo que asombrado acude a ver cómo el espíritu de estas fechas es mucho más que lujos y gastos ostentosos.

Sin duda alguna, Seyé tiene el mejor árbol de navidad y también, al mejor padre de familia.

Facebook Comments

© 2010 Noticias Contrapunto. Reservados todos los derechos.

Development by René Novelo