Día Mundial sin Tabaco

Fecha de publicación: 4 junio, 2020

En la contingencia sanitaria se debe evitar el consumo del tabaco y seguir las medidas de prevención para reducir los riesgos a la salud y disminuir la probabilidad de contagio del virus.

Según la Organización Mundial de la Salud las personas que fuman tienen más probabilidades de desarrollar síntomas graves en caso de padecer COVID-19. La enfermedad infecciosa ataca principalmente los pulmones y el tabaquismo deteriora la función pulmonar, lo que dificulta que el cuerpo luche contra esa y otras enfermedades.

Para la Organización Mundial de la Salud el consumo del tabaco es un factor de riesgo importante de enfermedades cardiovasculares y respiratorias, cáncer y diabetes, por el alto grado de afectación en la salud de quienes la padecen son un grupo vulnerable y de mayor riesgo de desarrollar síntomas graves en caso de verse afectadas por la COVID-19.

Los padecimientos más comunes atendidos y relacionados con el tabaquismo son: tumores en tráquea, bronquios y pulmón, cardiopatías agudas, hipertensión arterial, angina de pecho.

Para reducir los altos riesgos de afectaciones graves en la contingencia sanitaria, la Secretaría de Salud emitió recomendaciones del consumo de tabaco:

-Dejar de fumar puede mejorar la respuesta inmunitaria frente al COVID-19 y disminuya el riesgo de complicaciones.

-La recuperación incluso sería más rápida y los síntomas más leves, especialmente la tos, lo que reduciría el riesgo de transmisión de la enfermedad a otras personas.

-Dejar de consumir cigarro electrónico permite al sistema respiratorio estar en mejores condiciones para afrontar el riesgo de una posible infección de vías respiratorias.

-Evitar el consumo de tabaco es benéfico para toda la familia porque numerosas personas están en espacios cerrados, así como en los de convivencia colectiva y familiar, donde hay menores de edad, mujeres embarazadas, adultos mayores o alguna persona enferma.

-Evitar fumar también reduce el riesgo de contagio porque muchos fumadores tienden a compartir con alguien más los cigarros, boquillas o cualquier dispositivo asociado al consumo.

Adoptar estilos de vida saludable que incluya una dieta saludable rica en frutas y verduras y carnes magras, así como pescado, practicar actividades físicas aun en los días de cuarentena, evitar consumo de tabaco y alcohol ayudará a fortalecer el sistema inmunológico y las defensas para reducir riesgos de enfermedades.

Comentarios en Facebook