COVID-19: Así funciona la vacuna Janssen de una dosis que está lista para aplicarse en México

Fecha de publicación: 29 junio, 2021
ORLANDO, FLORIDA, UNITED STATES – 2021/04/25: Syringes and a box of Johnson & Johnson vaccine are seen at the FEMA-supported COVID-19 vaccination site at Valencia State College on the first day the site resumed offering the Johnson & Johnson vaccine following the lifting of the pause ordered by the FDA and the CDC due to blood clot concerns. Most patients opted for the Pfizer vaccine which was also available. (Photo by Paul Hennessy/SOPA Images/LightRocket via Getty Images)

Una nueva vacuna se une a las seis aprobadas de emergencia para aplicarse en México: el desarrollo de Janssen de una sola dosis y eficacia del 66.9 % para prevenir enfermedad de moderada a grave recibió la aprobación de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) y podrá aplicarse de ahora en adelante como parte de la campaña nacional de vacunación.

¿Cómo funciona la vacuna de Janssen?

La vacuna de Johnson & Johnson está desarrollada a partir de un vector viral de adenovirus, un tipo de virus desactivado que comúnmente causa el resfriado común y que se utiliza ampliamente como vector para desarrollar distintas vacunas. 

El adenovirus contiene el gen de la proteína S del SARS-CoV-2 en su interior, de modo que protege el material genético y aporta las instrucciones necesarias a las células para construir esta proteína, que utiliza el virus para entrar al organismo.

A diferencia de la mayoría de vacunas que se aplican actualmente, en México, la inoculación de Janssen está basada en un esquema de una sola dosis. 

Una vacuna efectiva y segura contra COVID-19

En un comunicado, COFEPRIS explicó que la vacuna cumple con los requisitos de calidad, seguridad y eficacia necesarios para ser aplicada en territorio nacional. El desarrollo de Janssen se aplica desde finales de febrero en EEUU y gracias a que únicamente requiere de una sola dosis de 0.5 mililitros, contribuyó a acelerar la inmunización desde entonces.

Los ensayos clínicos demuestran que la vacuna de Janssen tiene una eficacia de 66.9 % para proteger contra la infección sintomática de moderada a grave; sin embargo, este porcentaje aumenta hasta 85.4 % cuando se trata de prevenir la hospitalización por COVID-19 grave después de 28 días de su aplicación.

Además, el Grupo de Expertos de Asesoramiento Estratégico sobre inmunización de la OMS (SAGE) comprobó que la vacuna es eficaz contra las distintas variantes de COVID-19 que circulan hasta la fecha.

Los casos de cóagulos, un efecto secundario en extremo inusual

A mediados de abril de 2021, Estados Unidos detuvo momentáneamente la aplicación de la vacuna Janssen en su territorio, después de que seis mujeres jóvenes desarrollaran un “tipo de coágulo sanguíneo raro y severo” tras recibir esta inoculación. 

La situación provocó que tanto la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) como los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) iniciaran una investigación al respecto, misma que se resolvió el 24 de abril pasado, cuando se determinó que la formación de coágulos era un efecto secundario en extremo inusual y por lo tanto, se decidió reanudar su aplicación en la campaña de vacunación estadounidense.

Tras su aprobación, la vacuna de Janssen se une a los otros seis desarrollos que forman parte del plan nacional de vacunación: Pfizer/BioNTech, Sputnik V, Oxford-AstraZeneca, CanSino y SinoVac.

fuente: muy interesante

Comentarios en Facebook
A %d blogueros les gusta esto: